Capítulo IV: convivencia

~Ihlanel~

Nunca imaginé a mi hermano sentado en la misma mesa que un demonio. En fin…. todo está tenso. Esos dos están matándose con la mirada, y eso que Tsuy no sabe que es un demonio…no quiero ni pensar que pasará cuando se entere…

Tsuy: Así que te llamas Kaito…¿De donde dices que vienes?

Kaito: -lo mira un segundo y vuelve a lo suyo-.

Tsuy: te he hablado ¿sabes?

Kaito:  … Que voz mas irritante tienes…

Tsuy:-posa la taza en la mesa, irritado- creo que esa no es la forma de hablarles a los que te han salvado el culo.

Kaito: No te debo nada hechicero, fuiste el único que quería dejarme tirado en medio del bosque.

Tsuy: y debería haberlo hecho.

Nana:-Aparece en la sala y le da un golpe en la cabeza- pensaba que eras mas respetuoso con la gente.

Tsuy: A ti te parece…

Nana: a mi me parecerá lo que yo quiera. Ahora vete al herbolario y coge las plantas que te pedí que cogieras el otro día. Que no haces nada .

Tsuy se quedó mirando a Kaito unos instantes. Luego se levantó  con uno de sus gruñidos de desaprovacion y desapareció por la puerta.

Nana: Bueno, ¿Que suelen desayudar los demonios? 

Kaito: -sonríe levemente- creo que prefieres no saberlo.

Nana: Puedes ser todo lo que quieras, pero mientras estés aqui estarás bajo mi poder.

Kaito:-suelta una risa- Creo que no sabes quien soy…

Nana: Ahora mismo, un animal herido. 

Kaito: En dos dias ya no habrá herida.

Nana: una herida hecha con una arma vendecida tardará mucho mas que una normal.

Kaito: Igualmente solo es un pequeño contratiempo.

Ihlanel: espera… Abuela tu sabías que era un demonio?

Nana: pues claro que si, llevo siendo cazadora de demonios toda la vida.

Kaito: y ahora ayudas a uno…que ironía.

Nana: con la edad he aprendido muchas cosas. Mientras no dañéis a mi familia o al pueblo sois libre de quedaros aquí cuanto querais, eso si, contribuyendo en la casa.

Kaito: oye anciana… ha sido muy considerada y todo eso pero no voy a quedarme. Esperaré a que se cierre un poco la herida y me marcharé.

Nana: ¿Tanta prisa tienes?

Kaito: tengo asuntos personales que tratar -se levanta en dirección a la enfermería- si me disculpáis, iré a descansar.

Nana: Intenta no cruzarte con Tsuy. Es muy estricto con los de tu clase .

Kaito:-se ríe- un hechicero de ese nivel no me asusta lo más mínimo – desaparece por el pasillo-.

Ihlanel: menudo cretino.

Nana:-me mira- Ihl, preferiría que no te acercaras a él mucho.

Ihlanel: tranquila, ya sólo con su personalidad logra repelerme. Aunque no parece que vaya a matar a nadie.

Nana: Está herido. Su organismo necesita sangre para recuperarse mejor, y puede perder el control al oler a personas.

Ihlanel: que emocionante se ha vuelto nuestra vida últimamente…

Nana: Será mejor que vaya a ayudar a tu hermano -camina hacia la puerta- ¡Ah! Y sobre el olor… te vendría bien una ducha.

Ihlanel: Hmp! ¡¿Que?! -exclamé-.

          ∆~x~X~x~∆

La verdad es que sí me hacía falta una ducha… Con todos los acontecimientos de esos días me había olvidado completamente de tomarme mi baño diario en las termas de casa. Era una de las ventajas de vivir en Kyan, mis antepasado construyeron la casa justo donde había aguas termales que ahora usamos como baño.
Puse los zapatos en frente de la puerta para que supieran que el baño estaba ocupado, me desvestí y me sumergí en el agua.
No hay nada mejor que el agua calentita…

Hokaru:-sale del agua- aawwww ¡que buena está!

Ihlanel: ¡KYAAHHHH! -me tapo el pecho con los brazos- ¿¡QUE COÑO HACES AQUÍ!?

Hokaru: vi las termas y no pude resistirme ewe.

Ihlanel: FUERA.

Hokaru: ¿Tienes vergüenza? -sonríe- eso se soluciona en un momento.

En un segundo sonó una pequeña explosión y salió una especie de vapor de Hokaru. Cuando se fue, el cuerpo de niña de Hokaru pasó a ser de una mujer adulta.

Hokaru: -se besa el dedo- ¿Ahora tienes vergüenza, Ihl-chan? -se palpa los pechos- mira, puedo tenerlos del tamaño que quiera ^^ .

Ihlanel: … Me estás dando mucho repelús…

Hokaru: -me palpa los mios- los de Ihl-chan no son tan pequeños como pensaba.

Ihlanel:-me sonrojo- PERO QUE MIERDA HACES -lo alejo de una patada-

Hokaru: ehh… No se que problema tienes, ya te dije que soy un espíritu, puedo tener el sexo que quiera…

Ihlanel: precisamente por eso no tienes que ir tocándole los pechos a la gente.

Hokaru: Bueno ¿si me estoy quieto me dejas quedarme?-preguntó-.

Ihlanel:-suspiro- te ibas a quedar igual…

Hokaru:-sonrie- ¿Nunca te bañaste con ningún chico?

Ihlanel: Cuando era una niña con mi hermano…pero fue hace muchísimo.

Hokaru: ohh… así que no tienes novio.

Ihlanel: -me sonrojo- ¿A que viene eso?

Hokaru: Es que con ese temperamento que tienes no me extraña -sonríe-.

Ihlanel: … ¿y te metes en mi baño para decirme eso?

Hokaru: Kaito-sama me dijo que lo averiguase.

Ihlanel:-me pongo  aún más colorada- ¿Pe-ero para que quiere saber ese acosador eso?

Hokaru: -se levanta- es que, la sangre de las chicas puras es más deliciosa, dice él.

Ihlanel: … tiene que ser una broma…

Hokaru: ¿De verdad piensas que bromearía con cosas así? -me mira fijamente- …JAJAJAJA claro que era una broma, no veas la cara que has puesto.

Ihlanel: me estás poniendo muy nerviosa -me levanto- me marcho a mi cuarto -me tapo con una toalla-.

Hokaru:  ¿Saldrás en toalla al pasillo? -sonríe pícaramente- ¿y si te ve alguien?

Ihlanel: -habro la puerta- seguro que sería menos violento que mantener una conversación contigo.

Hokaru: oh vaya…y yo que quería seguir hablando contigo…

Ihlanel: Lástima – salgo y cierro la puerta-.

             ∆~x~X~x~∆

Era ya por la noche, casi todos los habitantes de la casa estaban descansando en sus habitaciones. Kaito esperó a Hokaru sentado sobre la cama, en posición pensativa. Él aún seguía en su forma de mujer.

Kaito: ¿Le sacaste algo? -preguntó-.

Hokaru: uhm… Está soltera.

Kaito: … Me gustaría saber qué mi importa a mí eso. 

Hokaru: No es mi culpa, no confía en mí aún, no me dio tiempo a tener una conversación decente…-se sienta a su lado-.

Kaito: No se si merece la pena buscar aquí.

Hokaru: -juega con su pelo- por intentarlo no pasa nada Kaito-kun.

Kaito:-lo golpea en la cabeza- Sama.

Hokaru:-vuelve a su forma de niño- T.T Perdón Kaito-sama…

        ∆~x~…Continuará…~x~∆

Ihlanel /ShawtyWhiite

Anuncios

Capítulo III: Usagi-chan

~Ihlanel~

Nana pasó la noche encerrada en la habitación de invitados, la sala de urgencias para nosotros,  atendiendo al misterioso chico de ojos azules. Por primera vez en mucho tiempo mi hermano no ayudó a asistir a un herido , y no fue porque él no quisiera , sino porque Nana no le dejó, aunque no insistió demasiado. Estaba claro que pasaba algo con el herido.

Anney estaba nerviosa, empezaba a incomodarme. Esa noche casi somos presas de los demonios y se preocupaba más por un chico que no conocía que por nosotros. Aún así preferí no decirle nada.

La puerta de la sala de urgencias se abrió cuando a penas quedaba tiempo para amanecer. Nana parecía exhausta.

Nana: creo que por hoy ya ha válido el chequeo médico -dijo limpiándose las manos con un pañuelo-.

Anney sonrió y se levantó a toda velocidad en dirección a la puerta de la habitación. Aunque no lo pareciese mi abuela fue mas rápida y cerró la puerta justo a tiempo para que la otra se golpease ligeramente la cabeza con la madera. Intenté aguantarme la risa. Anney abrió la boca para replicar.

Nana: no me interesa lo que tengas que decir. El muchacho necesita descansar y no le puedes molestar ahora.

Anney: pero solo es un momentito, porfa…

Mi abuela cerró con llave la puerta, cogió la llave y se la restregó por la cara antes de guardarla. A veces se pasa, la verdad. Después de eso se fue a su habitación a dormir, estaba realmente agotada.
Eso me hizo recordar que ninguno de nosotros había dormido en toda la noche. Me acerqué a la cocina a beber un poco de agua para despejarme. A pesar de todo fue un día bastante entretenido.
Volví al pasillo en busca de Anney , pero parecía que había salido. Me asomé a la puerta principal a ver si la veía. Y la ví. La ví intentando entrar por una ventana al cuarto del chico.

Ihlanel: ¡Anney! -la llamé-.

Anney: ¡Calla! Me va a oir tu abuela.

Ihlanel: tu tienes un serio problema mental. Como te caigas te matas.

Anney: ya estoy dentro. Corre que te abro la puerta -dijo antes de entrar-.

No me podía creer todo lo que estaba pasando en un día. Volví a entrar en la casa y como dijo, ella abrió la puerta de la habitación desde dentro. Fuimos derechas a la cama donde estaba el chico. La habitación estaba oscura pero aún así se podia ver que era realmente guapo. Pelo un poco largo y oscuro , estaba alborotado y eso le daba más atractivo en mi opinión. Pero lo que realmente me embriagaba eran esos dos ojos azules. Me había quedado mirándolos tan fijamente que no me daba cuenta ni de que él también me miraba .Me sonrojé por un momento. Por suerte Anney interrumpió eso.

Anney: Ho-ola….-dijo tartamudeando- ¿Cómo te encuentras? -le preguntó-.

El muchacho giró la vista hacia Anney. Después se incorporó lentamente hasta quedar sentado sobre la cama. Eso era imposible, ayer estaba con una herida profunda. No es normal.

¿?: -mira a su alrededor- ¿una cabaña?

Anney:-se adelanta- sí, te hemos traído para curarte.¿Lo recuerdas? Me llamo Anney.

Sus ojos azules se posaron en mí. Esta vez me parecieron mas fríos que hermosos.

¿?: esto es interesante…-se queda parado un momento- esperar…¿dónde habéis dejado mi alforja?

Anney: mm…creo que cuando te trajimos aquí no tenías ninguna.

¿?: maldición…-se intenta levantar-.

Ihlanel: -le paro con las manos- ¡Eh! ¿Qué haces? Tu no puedes moverte, has sido herido de gravedad, ¿recuerdas?

¿?: -me agarra una mano- tenía cosas muy valiosas ahí .No puedo dejarlas .

Ihlanel:-me suelto de su mano-.

Anney: bueno , pues iremos nosotras a buscar la alforja.

Ihlanel: ¿¡Qué!?

Anney: es de día , no nos va a pasar nada.

¿?: Dos niñas no pueden ir solas por el bosque. Al mínimo descuido estáis muertas.

Ihlanel: como que niñas…

¿?: sois dos crías.

Ihlanel: pues estas crias te han salvado de morir anoche. Y encima casi nos matan por ello.

¿?: chs… como si me pudieran matar unos demonios de esa categoría…

Ihlanel: ¡Encima! Debería haberte dejado ahí, pedazo de cretino…

Anney: -me agarra- Ihl …

Ihlanel: Ha empezado él.

¿?: Bueno , pues si me disculpáis Ihl y Anney -intenta levantarse de la cama- voy a por mi alforja.

Ihlanel: Tú ahí sentado -lo empujo con suavizad- y para ti, soy Ihlanel.

¿?: ¿Te han dicho lo bien que hueles , Ihlanel? -me mira fijamente-.

Ihlanel:-agarro a Anney- vamos a por esa estúpida alforja. No aguanto un minuto más con este cretino.
       
            ∆~x~X~x~∆

“¿Te han dicho lo bien que hueles , Ihlanel?  …nunca pensé que alguien puediera decir eso de manera tan escalofriante. Tampoco pensé que volvería al bosque por ese mismo alguien. Al menos me sentí mas segura allí que con él en mi casa.
Anney me estuvo mirando raro. Me pone nerviosa.

Ihlanel: Anney… que piensas, estas muy rara.

Anney: -parpadea- ah, nada.

Ihlanel: Se te nota demasiado, sabes.

Anney: ¿Por qué te diría eso…? No es justo, fui yo quien lo encontré.

Ihlanel: Si a ti te gusta que te digan eso…a mi me parece algo siniestro…

Anney: y que mas da, a ti te ha hablado. A mi casi nada…

Ihlanel: Eres muy irritante cuando quieres.

Anney: -se pone delante de mi- por favor, prométeme que no intentarás nada con él -se sonroja- me gusta mucho.

Ihlanel: Anney…ni tu ni yo lo conocemos….como te va a gustar…

Anney: que siiiii … desde que me lo encontré en el bosque y lo miré a los ojos supe que era para mí ♥

Ihlanel: ah, bien .No cuentes conmigo para la boda.

Anney: Ihhlll , vamos prométemelo.

Ihlanel: venga que si, que si … al final nos perdemos como sigas fantaseando.

Anney:-la abraza- Ayy Ihl , eres la mejor ♥

Ihlanel: claro… Mira , creo que ahí está la alforja.

Nada mas me oyó decirlo me soltó y corrió al lugar que le señalé. Nunca la había visto tan …enamorada .Suspiré. Aún es una cría.

Anney:-se agacha y coje la alforja- vaya si que pesa.

Ihlanel: Que asco, está llena de su sangre.

Anney: no importa , se la dejaré limpia cuando volvamos.

Ihlanel: No te parece un poco raro, lo encontramos herido y se pone todo loco por querer recuperar esto. A ver si va a ser peligroso…

Anney: Oh, un bandido buscado por la justicia, que excitante ♥

Esto era lo que me faltaba por oir. La agarré del brazo y tiré de ella para poder salir ya de ese siniestro lugar. Nos giramos sobre nuestros pasos y delante de nosotras se paró un conejillo blanco con un cascabel.

Anney: Ohhhhh, mira Ihl, pero que adorable.

Ihlanel: es un poco extraño que no escape…

Anney: A lo mejor es de alguien , tiene un cascabel puesto.

Ihlanel: No creo que haya nadie por aquí…

Anney: Jope si que estas desconfiada hoy. Primero te quejas del chico de ojos azules y ahora de un inofensivo …

No pudo  la frase. Justo despues de mencionar a nuestro inquilino el conejo, que ya no era un conejo, se abalanzó sobre ella.
Anney soltó un chillido muy agudo y sin soltar la alforja, cayó en la nieve. Una chiquilla de unos 14 años la inmovilizó contra el suelo.

¿?:  ¿Donde está el chico?

Anney: QUITAMELA IHL, ¡¡QUITAME A ESTE MONSTRUO!! – chilló-.

Seguía sin saber que estaba pasando, pero aún así empujé a la niña antes de que le hiciera nada a mi amiga.
Ella se giró sobre sí misma con una agilidad sorprendente y me inmovilizó. Tenía una fuerza sobrehumana.

¿?: bien Erufu-chan, dame esa alforja y llévame donde está ese chico o le rompo el cuello a …¿Ihl-chan? -dijo con una sonrisa-.

La pobre Anney se desmayó del susto. Eran demasiadas emociones para ella .

¿?: jope… Que poco aguantó Erufu-chan… Los de su especie son muy frágiles. Bueno menos mal que aún te tengo a tí -me dijo- las cazadoras aguantais más.

Ihlanel: ¿Co-omo sabes que soy cazadora?

¿?: ¿No te lo han contado, Ihl-chan? Los demonios tenemos muy buen olfato. Y además los cazadores oleis muy bien…

Dicho esto mostró sus afilados colmillos. Intenté escaparme , pero su fuerza sobrehumana me lo impidió. Era un demonio.
Entonces me soltó de repente y caí sobre la blanca nieve. Me giré y vi al chico de los ojos azules agarrando a la niña.  A ella se le iluminaron los ojos , y con un grito de júbilo abrazó su pierna.

¿?: ¡Kaito-sama, está bien! Te eche de menos, me asusté mucho – ronronea-.

Kaito: quita…-le aparta de su pierna-.

¿?: jope Kaito-kun, podrias ser más cariñoso conmigo. Sabes que puedes hacerme lo que quieras….

Vale. Ahora sí que tenía miedo.

Kaito: -le da un golpe en la cabeza- cállate, me das repelús. Y no me llames Kaito-kun.

¿?: Kaito-sama T.T … -se pone a sollozar-.

Kaito, creo que dijo la niña que se llamaba así, puso sus ojos en mi. Volví a ruborizarme sin quererlo.

Kaito: ¿Encontraste mi alforja? – preguntó-.

Ihlanel: … ¡pero como puedes preguntarme eso despues de que casi me mata esa niña! – le chillé-.

Kaito: -se agacha a recoger la alforja de los brazos de Anney- ¿No habréis cogido nada?

Ihlanel: esto es increíble…

¿?: Kaito-sama… -me mira- ¿Nos la podemos comer?

                      ∆~x~X~x~∆

~Anney~

Me desperté en la casa de Ihl. No la vi por ninguna parte, ni tampoco a esa niña diabólica.
Aún llevaba la misma ropa que cuando salí con Ihl al bosque, así que no debió ser un sueño. Me bajé de la cama y fui al salón. Suspiré al verla sana y salva.

Ihlanel: ¡Anney! Me diste un susto de muerte.

Anney: ¿que pasó? No me acuerdo de nada…

¿?: -se asoma a la puerta- ¿Ya despertaste, Erufu-chan?

Anney:-retrocedo- ¡Es ella! El demonio!!!!

¿?: ¿Qué dices Erufu-chan?

Anney: ¡Ihl! Ella nos atacó antes, ¿que hace aquí?

Ihlanel: Se llama Hokaru. Estaba en el bosque, conoce a Kaito.

Hokaru: Kaito-chan, es mi amo. El chico de los ojos azules.

Anney: Espera, ella nos atacó anoche y despues debí de desmayarme o algo porque no me acuerdo de nada. Además  ¡¡¡ ella es un demonio-conejo ,mirale ,si tiene orejas !!!

Hokaru: pero no soy un demonio. Soy un espíritu del bosque que adopta forma de conejo.

Ihlanel: Anney, debiste de tocar algún musgo venenoso que te hiciera tener alucinaciones. En esta época hay bastante en los arboles.

Anney: pero yo…- me siento- parecia todo tan real…

Hokaru: siento que pienses eso Erufu-chan .Yo soy un chico muy bueno.

Anney: como que un chico…

Ihlanel: si…resulta que no es una niña como yo pensaba…

Hokaru: -sonríe- no pasa nada, los espíritus nacemos sin sexo, puedo ser lo que yo quiera.

Anney: -lo miro con ojos como platos- creo que me iré a mi casa a descansar…

Ihlanel: ¿Quieres que te acompañe? -me ofreció-.

Anney: no, no… Necesito descansar…ya han sido demasiadas emociones por hoy…

                    ∆~x~X~x~∆

~Ihlanel~

Me alivié en cuanto Anney salió de mi casa. No sabeis cuanto…
Kaito salió también de su habitación y Hokaru corrió a abrazarlo. Como siempre él lo apartó de su lado.

Kaito: Pobre chica, es mas tonta de lo que pensaba.

Ihlanel: Tu cállate, que bastantes problemas me has dado.

Hokaru: Ihl-chan es una aburrida -dijo poniendo carita de cachorrito-.

Ihlanel: y tu, transformate ya en conejo, no se cuando vendrá mi hermano.

Hokaru: ¿Tienes un hermano? *-* Kawaiii -dijo saltando-

Ihlanel: No creo que seas de su tipo…

Kaito: Es un cazador de demonios, asi que lo más probable es que quiera matarnos, o por lo menos a mí. Va a ser una estancia muy entretenida.

Ihlanel: Esto no es un centro de necesitados. En cuanto te recuperes os marchais los dos.

Kaito: ¿Te asusta vivir con un demonio?

Ihlanel: No -dije fría-.

Él me agarró de la barbilla y dijo con interés…

Kaito: pues debería…

Yo retrocedí para atrás y Hokaru se agarró a su pierna otra vez.

Hokaru: Kaito-kun agárrame a mi también así T.T

Kaito:-lo golpea en la cabeza- que no me llames Kaito-kun…

Hokaru: Kaito-sama no me quiere T.T …

        ∆~x~…Continuará…~x~∆

Ihlanel /ShawtyWhiite

Capitulo II: Huellas en la nieve

Amaneció nevada aquella mañana la pequeña aldea de Kyan , de donde procedían nuestros personajes. Eran épocas duras las de invierno, no había mucho de comer pero la aldea seguía a delante gracias a que tenía fama de buena eficacia contra los demonios . Quizá por ello todas las noches sin luna, en las que esos seres se vuelven mas fuertes, aprovechan para atacar la aldea y llevarse consigo alguna vida a cambio de las perdidas de sus compañeros. Los demonios no es que se lleven bien con los de su especie, simplemente odian que los cazadores les quiten el protagonismo.
Algunos cazadores como Nana tuvieron la suerte de heredar el poder curativo, otros simplemente eran mas hábiles en lucha cuerpo a cuerpo. Nana había heredado de su madre el don de la hechicería, y esta se lo había dado a su hija , a la que se lo pasó a su hijo Tsuy.
En cambio , Ihlanel demostró tener muchas dificultades para manejar el poder, por ello su instrucción como cazadora se basó en el combate cuero a cuerpo. 
 
Nana: Bien chicos .Hoy será mejor que preparemos unos cuantos sellos de clase B para las casas. Así que necesito que tu Tsuy bendigas unos cuantos para ir mas deprisa. -mira a Ihlanel- en cuanto a ti… Podrías ir a por los papeles para los sellos.
Ihlanel: ¿Otra vez? -suspira- que aburrido es esto…
Nana: Sabes que no puedes hacer otra cosa Ihl, no usas hechizos.
Ihlanel: Pero podría salir de guardia -saca su lanza y la hace girar- nunca me has dejado salir a defender el pueblo.
Tsuy: a lo mejor te tendríamos que proteger nosotros a ti…
Ihlanel: -se le cae la lanza-… idiota.
Nana: tiene razón, eres muy joven.
Ihlanel: tengo 17 años… mentalmente estoy mas capacitada que Tsuy para salir.
Tsuy: así lo demuestras mucho.
Nana:  Ninguno de los dos va a salir por la noche mientras esteis en esta casa. Punto. Ahora a trabajar, ya os matáis mañana si queréis, hoy hay trabajo que hacer.
Ihlanel:-lo suelta- voy a por los sellos … -coge su abrigo-.
                           ∆~x~X~x~∆
Ihlanel salió a la calle. Para ser sinceros no hacia mucho frió , pero la gente no salia de sus casas en días como esos , ni aunque brillara el sol. Eso tampoco le desagradaba a la muchacha . La verdad es que la gente del pueblo evitaba su compañía. No sabía porqué, su abuela no solía hablar con nadie que no fuera ella o su hermano y lo mismo para él. A pesar de todo lo que hacían por el pueblo, su familia era como algo malo para ellos, Nos tendrán miedo, pensaba ella. Y sobretodo a ella, la gente cada vez que la veía daba media vuelta. Y así creció en ese pueblo, rodeada de gente que la temía, gente a la que irónicamente ella debía salvar.
Ihlanel llegó a la puerta del vendedor del pueblo .Como todos los meses , se encontró con el paquete lleno de sellos delante de la casa con encima un papelito que ponía “pasa el dinero por debajo de la puerta”. Era deprimente , ni siquiera le abría la puerta como a una clienta normal. A veces deseaba montarle un espectáculo solo para que pasara un poco de miedo pero al momento pensaba que no merecía la pena. Agarró como siempre el paquete , dejó el dinero y dio la vuelta para volver a su casa.
De camino a su hogar se puso a observar casa por casa , siempre lo hacía , deseaba que alguien bajara a ayudarla o le preguntara a ver que tal el día. Se paró en un tramo del camino al ver a su mejor amiga saliendo de su casa, o mas bien a su única amiga , Anney.
Era una muchacha de su misma edad, de raza élfica, pelirroja y de ojos verdosos, muy guapa para ser sinceros. En el pasado sus madres fueron amigas, sin embargo el tiempo se las llevó a las dos. Al menos Ihl tenía a su hermano y a su abuela, pero Anney se crió prácticamente sola.
Ihlanel posó la caja en el suelo y corrió a su lado.
 
Ihlanel: ¡Anney! , que sorpresa que te levantes tan pronto.
Anney: -la mira- oh , buenos días Ihl…Perdona , no te había visto. ¿Ya estas con los encargos de tu abuela?-preguntó-.
Ihlanel: si… Como todos los meses…
Anney:  jajaja , bueno…eso está bien.
Ihlanel: me gustaría verte hacerlo todos los meses… Encima viendo como me tratan…
Anney: Déjalo, es muy borde el dependiente…-mira al sol- vaya se me está haciendo tarde… Espero que no te importe, pero tengo que ir a hacer unos recados.
Ihlanel: -sonríe- No es problema. Por cierto hoy es noche sin luna. ¿Te vendrás a pasar la noche con nosotros verdad? -preguntó-.
Anney: Claro , donde se va a estar mas segura que con una familia de hechiceros -dijo sonriendo-.
Ihlanel:-coge el paquete- pues a mi casa a las 7:00 .
Anney:- se aleja- ¡allí estaré!
Ihlanel observó a su amiga desapareciendo entre la espesura de los arboles, “¿Se fue al bosque? pero si hoy no hay luna…” pensó. Librandola de aquellos pensamientos apareció Nana, con una energía de una mujer cien veces mas joven.
 
Nana: Ihl, venga ¿Qué haces ahí parada?
Ihlanel: eh nada , estaba hablando con Anney.
Nana: pues tira ya para casa, que no nos da tiempo a bendecirlos.
Ihlanel: -suspira- ya va, ya va…
                     ∆~x~X~x~∆
El bosque de Kyan fue un lugar bastante apacible, pero la llegada masiva de demonios lo hizo un sitio hostil para la mayoría de gente que vivía por allí.
Ya estaba poniéndose el sol, la gente estaba en sus hogares y los sellos y las bendiciones estaban colocadas en cada casa.
Ihlanel estaba muy nerviosa , ya habían pasado mas de las siete pero su amiga no aparecía. Su abuela había subido al piso de arriba a descansar.
Ihlanel: -se levanta- ya no aguanto más.
Tsuy: ¿Qué ocurre?
Ihlanel: Tsuy, Anney lleva una hora sin venir ,¿ y aún me lo preguntas?
Tsuy: habrá decidido quedarse en su casa.
Ihlanel: hasta tu sabes que ella no haría eso -coge su abrigo- voy a buscarla.
Tsuy: eh eh eh…¿Estas loca? Va a anochecer en unos minutos…
Ihlanel: por eso mismo , tengo que encontrarla antes de que anochezca del todo -sale por la puerta-.
Tsuy: ¡Ihlanel! – la llamó-.
                        ∆~x~X~x~∆
Ihlanel: -va caminando entre los arboles-.
Tsuy:-le sigue, susurrando- estas loca Ihl , nos van a matar.
Ihlanel: te recuerdo que no paras de fardar de tu magia blanca.
Tsuy: muy graciosa, la magia blanca de mi nivel no tiene apenas efecto sobre los demonios.
Ihlanel: pues usa tu cetro – dijo señalando su espalda-.
Tsuy: -lo saca- esto es una vara , inculta.
Ihlanel: no me voy a poner a pensar lo qu-….
Tsuy:-le tapa la boca y la mueve detrás de un árbol-.
Unos seres de tamaño medio salieron de entre la espesura del bosque. Eran mugrientos y de un tono verdoso y portaban garrotes en las manos.
Ihlanel:-susurra- son demonios … no se que raza , quizás goblins.
Tsuy: que mas da, solo vayámonos de aquí.
Ihlanel: -observa el camino- Tsuy … Por aqui hay sangre.
Tsuy: oh no fastidies…
Ihlanel:-sigue el rastro sigilosamente-.
Siguieron el camino , intentando esquivar a la mirada de sus enemigos hasta que llegaron  hasta un bulto de mantas apoyado en un árbol. Se fueron a acercar a él , cuando oyeron una voz por detrás.
 
Anney: ¡Ihl!
Ihlanel: ¡Anney! ¿Qué haces aquí ?, esto está lleno de demonios.
Anney: yo…
Tsuy: casi nos encontramos con unos demonios de camino, así que ya estas volviendo a casa si aprecias tu vida.
Anney: no lo entendéis… -mira al bulto- si no le ayudaba se iba a morir desangrado…
Tsuy:-mira a su hermana-.
Ihlanel: ¿Hay alguien ahí debajo?
Tsuy:-se acerca al bulto y lo destapa-.
Se descubrió un muchacho de pelo osuro y lleno de vendajes bajo la manta. Abrió los ojos vagamente , dos pupilas azules como el hielo los miraron antes de volver a cerrarse. La verdad es que se podía ver que era muy atractivo, a pesar de las condiciones en las que estaba en el momento.
 
Tsuy:-se aleja unos pasos- la madre que me parió…
Ihlanel: ¿Esto era lo que tenías que hacer? -dijo mirando a su amiga-.
Anney. si…
Ihlanel: Maldita sea Anney, podrías haberlo dicho antes de que se hiciera de noche, como no nos vayamos rápido nos van a ver esos bichos…
Tsuy: Se acercan, tenemos que irnos ya.
Anney: Tsuy no…. Está herido, debemos ayudarlo.
Tsuy: apenas está consciente, no podremos movernos con él a cuestas.
Ihlanel: ¡TSUY! -lanza  una daga-.
El joven se agachó. La daga alcanzó a un demonio  que se había escabullido hasta detrás del hechicero. En unos momentos se vieron rodeados de muchos mas demonios.
 
Tsuy:- mira a su alrededor- ¡maldita sea!
Ihlanel:-saca su lanza- ¡tu intenta espantarlos con magia!
Tsuy:- con su vara- ¿Y que crees que estoy haciendo?
Anney: Ay no… Vamos a morir , vamos a morir…
Ihlanel/Tsuy: ¡CALLATE ANNEY!
Los muchachos se fueron apretujando unos a  otros mientras cedían a la presión de los demonios. Pronto quedaron los tres en el centro de toda una horda de ellos. Todo parecía perdido hasta que se oyó una melodía aguda y de repente , los demonios echaron a correr al interior del bosque. Cuando los chicos se volvieron a separar salió la vieja sacerdotisa .
Nana: Nos sabéis la que os espera al llegar a casa…-dijo con tono alto-.
Anney: -la abraza- GRACIIAS …. GRACIIAS DE VERDAD -dijo mientras se le saltaban lágrimas de alegría-.
Ihlanel:-resopla-.
Nana:-mira al chico herido- ¿Qué ha pasado aquí?
Tsuy: A mi no me lo preguntes, estaba así cuando llegué. No me da buena espina.
Nana: -le mantiene la mirada unos instantes- Tsuy, ayudalo a levantarse. Lo curaremos en casa.
          ∆~x~…Continuará…~x~∆

Capitulo I : Persiguiendo a la pesadilla

Nuestra historia comienza en el medievo, en la extensa región de Onya. En esa época habitaban gran variedad de seres, los principales estaban divididos en tres grupos:

Los rúnicos, en su mayoría humanos, vivían en la tierra y en los bosques y se les podía considerar los más resistentes en combate.

Los celestes, habitantes de los lagos y ríos, eran inteligentes y ágiles, más no podían vivir sin mantener húmeda su piel.

Y por últimos los céfiros, se les podía encontrar en altas montañas y precipicios. Rápidos y fuertes , eran aquellos que poseían la capacidad de surcar los cielos.

Todos ellos convivían manteniendo unas leyes territoriales y de tolerancia. Sin embargo, con el paso del tiempo los parias de cada raza se fueron juntando, dando lugar a un cuarto grupo que pasó a llamarse el grupo de los demoníacos. Estos estaban formados por cantidad de seres poderosos, sedientos de sangre , apasionados por causar desgracias a los demás grupos , y movidos sobretodo por la codicia y el poder. Actuaban sobretodo al caer la noche, en especial las noches de luna llena , en las cuales su poder estaba al límite de lo posible. El surgimiento de este grupo provocó un sin fin de matanzas de los otros tres, más nunca se dieron por vencidos. Tras numerosas batallas nacieron los llamados cazadores de demonios, gente que desarrolló magia blanca y resistencia contra los demonios y que equilibró la guerra entre ambos. Sin embargo, la guerra continúa, y lamentablemente el bando de los demonios es aquel que tiene más ventaja…

∆~x~X~x~∆

¿?: ocho , nueve … y diez! -se gira- ¡la princesa acabó de contar! Avisada estás de que te voy a buscar ♪.

Pelo como la nieve y ojos de hielo, una pequeña criatura jugaba por el bosque. Con un kimono de hojas y una corana de flores fue buscando árbol tras árbol a su compañera.

¿?: ¡Aquí! -se asoma al hueco de un árbol- Nop … – destapa un arbusto- ¡Aquí! Tampoco… Bueno no importa , te cogeré , porque soy la mas mejor jugando al escondite -dijo sonriente-.

¿?: No, yo si soy la mas mejor , ¡nunca me atraparás! -se oyó decir-.

¿?:  Ajá! Mira detrás de una piedra- ahora si que te encontré.

¿?: Oh no… Me has ganado…-dijo sonriendo-.

Escondida estaba una mujer muy parecida a la niña , solo que sus ojos eran del color del sol y su traje era liso y blanco. Se sentó en el suelo con cuidado y volvió a hablar.

¿?: Ya van tres, debo de ser muy mala jugando al escondite.

¿?: -se sienta a su lado- no eres mala , lo que pasa es que yo soy la mas mejor.

¿?: Claro que si mi vida.

¿?: ¿Es por eso que los demás niños no quieren jugar conmigo?

Se hizo el silencio .La mujer cogió las pequeñas manos de la niña y las hizo rozar contra la mejilla de ella.

¿?: Ihl… tu siempre serás especial …pero solo porque tu corazón es el mas grande.

¿?: mamá…-dijo acariciándole el rostro-.

De repente el entorno cambió. Llovía  a mares y empezó a hacer mucho frió. La chiquilla miró sus manos que hace unos segundos acariciaban a su madre y ahora estaban llenas de sangre. A sus pies , la mujer llevaba su fino traje blanco manchado de rojo y tez estaba casi  tan blanca como su pelo. La niña reaccionó y entonces pegó tal chillido que los pájaros de los arboles huyeron despavoridos entre el mar de lágrimas.

∆~x~X~x~∆

¿?: ¡¡¡MAMAAAA!!! -Chilló incorporándose de la cama-.

¿?: -abre los ojos- … Ihlanel… ¿que pasa…? -mira a los lados-.

Ihlanel:-lo mira- …u-una pesadilla… solo una pesadilla…

¿?: Ya te vale …-bosteza- ahora ya no me dormiré -se pone la camisa-.

Ihlanel: ¿Que haces Tsuy? ¡Son las cinco de la madrugada !

Tsuy: que plasta eres -se pone los zapatos- a ver cuando Nana limpia la otra habitación , estoy harto de dormir en tu cuarto.

Ihlanel: tranquilo -se acomoda la almohada, enfadada- mas harta estoy yo.

Tsuy: Mira que eres rara … No me sorprende que no te dejen usar magia.

Ihlanel: oye si no me dejan usar magia es porque soy menor.

Tsuy: -se sienta a su lado- estas picada porque el único que heredó los dotes de hechicero soy yo -dijo haciéndose el importante-.

Ihlanel: Que honor… soy la hermana inútil del único hombre que sabe usar magia . Enhorabuena ,

sacerdotisa – se acuesta en la cama-.

Tsuy:-gruñe- ¡que soy un hechicero!

Ihlanel: y yo la señora feudal de Krans -dijo con sarcasmo-.

Tsuy: no si a lo mejor cuela .Se ve que no te falta de comer.

Ihlanel: Te voy a…-le salta al cuello-.

Tsuy:-la agarra de las manos- ¡¡¡Nanaaaa!!!-gritó-.

Ihlanel: Eso, ¡encima pide ayuda cobarde!

¿?: que ocurre aquí -suspira- ¿Ya estáis otra vez igual?

La voz provenía de una mujer de avanzada edad. Se había situado al borde puerta , mirando a los dos muchachos con sus ojos almendrados.

Tsuy: Nana , me está intentando agredir otra vez.

Nana: Tsuy por los Dioses , ya tienes una edad ,es mas puedes con ella , no me vengas con quejas.

Ihlanel: -lo mira con sonrisa malvada-.

Nana: y tu Ihlanel, no seas tan bruta , pareces un troll.

Ihlanel: Gracias hombre , me has subido la autoestima.

Nana:-la golpea en la cabeza con su vara-.

Ihlanel: ¡Auh…! ¡Abuela!

Nana: a mi no me vacilas.

Tsuy:-se descojona en “silencio”-.

Nana: y tu , Tsuy , ya que estas despierto empieza a trabajar. Hoy será luna nueva otra vez.

Tsuy: …ya…-dijo con tristeza-.

Nana: no te pongas triste. Intentaremos que esta noche nadie salga herido.

Tsuy: Intentarlo no es suficiente… Mientras los demonios sigan en este mundo no estaré tranquilo.

Ihlanel: -se recoge el pelo- *Si piensas así no creo que descanses nunca , hermano…*

∆~x~X~x~∆

De entre las sombras se oyó el aliento desesperado de un joven que corría bajo la tenue luz del pequeño trozo de luna que aun se contemplaba en el cielo. El esfuerzo por correr pronto acabó con sus fuerzas y se precipitó contra la blanca nieve , tiñéndola de sangre de su estómago.

¿?: ¿ Donde se ha metido ?-preguntó mirando hacia todas partes-.

¿?: maldita sea , ¿Ya lo has perdido?

¿?: es imposible… ¿como puede correr tan rápido? Yo mismo casi lo atravesé de lado a lado con la katana.

¿?: Es un jodido demonio… es algo sobrenatural. Anda vayámonos, no creo que vuelva a nuestra aldea.

¿?: ya casi lo tenia joder…-se aleja con su compañero-.

En cuanto los dos hombres se fueron el muchacho se incorporó lentamente. El color rojizo de sus ojos se convirtió poco a poco en azul , mientras intentaba vendarse la herida con un trozo de camisa. Siguió hacia delante .Solo podía pensar en una cosa ahora, saciar su sed.

∆~x~…Continuará…~x~∆